3 Cosas de las que necesitas deshacerte para poder emprender

No es lo mismo emprender que emprender con éxito. Es muy importante conocer esta diferencia ya que hoy en día escuchamos muchas personas que se refieren a sí mismas como “emprendedoras”, pero viven de fracaso en fracaso.

Esto no quiere decir que debamos juzgar a esas personas porque no podemos señalarlas sin saber bien las situaciones que les han hecho llegar a ese punto, pero la idea es tomar los fracasos como aprendizajes para que los próximos intentos sean cada vez mejores.

Un emprendedor no tiene que ser aquel que está saltando de un tipo de negocio a otro empezando desde cero a cada rato.

Un emprendedor es una persona que aunque se arriesga, lo hace con inteligencia, sabiendo que el tiempo y su energía son dos de los recursos más valiosos que podamos poseer.

Para que alguien se considere un emprendedor exitoso no tiene que salirle absolutamente todo bien desde el principio.

De hecho, eso le ocurre a un porcentaje de personas tan pequeño que no puede considerarse como algo significativo. Un emprendedor exitoso es aquel que a pesar de las dificultades que puedan presentarse, cuenta con las herramientas para hacerle frente y superarlas, por lo cual en vez de rendirse, vence los obstáculos cada día.

Si quieres convertirte en uno de estos emprendedores, pero en este momento lo que te está frenando es que no cuentas con el capital que consideras necesario, échale un vistazo a este listado de Gananci que contiene ideas de negocios que puedes comenzar sin que se requiera una fortuna para hacerlo.

Además, para que puedas emprender exitosamente y no caigas en la fatídica estadística que dice que el 80% de los negocios fracasan durante sus primeros 5 años, se requiere que te deshagas de algunas cosas que pueden hacer una gran diferencia en tu experiencia como emprendedor.

Si no lo haces no quiere decir que automáticamente te irá mal, pero lo que sí es un hecho es que las probabilidades no estarán a tu favor. Por eso, para emprender de manera exitosa empecemos por desprendernos de:

La falta de confianza

Podemos ser nuestros más grandes saboteadores y esto es algo que puede pasarnos facturas no solo en el ámbito del emprendimiento, sino en la vida en general. Por eso si quieres emprender y lograr levantar tu negocio desde cero requerirás contar con la máxima confianza en ti mismo.

Esto no es algo que se obtiene de la noche a la mañana, sino algo en lo que se desarrolla día con día y una vez lo logras es necesario seguir trabajándolo. La confianza en ti mismo no es antónima de humildad, ni es igual a la soberbia, sino es creer que cuentas con la capacidad para lograr todo lo que te propones.

En muchas ocasiones pasa que una persona tiene el dinero, tiene una excelente idea y hasta un increíble equipo de trabajo que le respalda, pero sus constantes dudas hacia sí mismo y hasta comportamiento donde se menosprecia -así sea de manera inconsciente- son las culpables de que su emprendimiento se descarrile.

Puede que la falta de confianza en ti mismo sea un síntoma de poca motivación, por eso te recomiendo escuchar este episodio de Gananci Friday que habla de algunas de las razones por las que puedes estar desmotivado y cómo superarlo.

Exceso de pesimismo/positivismo

Esto es algo que también es bastante común entre las personas que emprenden, sobre todo en sus inicios, pero también puede ser peligroso para la salud del negocio que comienza.

Un exceso de positivismo no te dejará ver los errores que cometes de manera oportuna como para que puedas hacer los cambios necesarios. Si te sigues repitiendo a ti mismo que todo va excelente a pesar de que están surgiendo problemas, no te estás haciendo un bien, estás ignorando algo que puede ser muy contraproducente.

Por el contrario, el pesimismo tampoco será la actitud correcta debido a que te mantendrá en estrés y frustración constante, sin que te des la oportunidad de celebrar los logros alcanzados e incluso saboteando y alejando a tu equipo. Un buen líder nunca es pesimista. Cuando te deshaces de estos extremos verás cómo la objetividad puede ser algo muy útil y aunque no es algo demasiado sencillo de desarrollar (sobre todo porque se trata de algo propio) no es imposible.

Las opiniones negativas de otras personas

Es cierto que emprender no es fácil, si lo fuera todo el mundo tendrías sus propios negocios con gran éxito, pero no es así, solo algunos alcanzan esto. Es por esta razón que un emprendedor puede levantar muchas críticas y hasta sentimientos de envidia, esto no es algo de sorprender.

Las opiniones negativas siempre van a existir, sin embargo no debes prestarles demasiada atención porque si lo haces nunca alcanzarías tus sueños ya que es imposible complacer a todo el mundo.

Ignorar las opiniones negativas no es cerrarse por completo a recibir críticas, ya que hay algunas que pueden ser muy valiosas, pero hay que saber diferenciar las críticas constructivas de las opiniones que no tienen ningún basamento más que la percepción de la persona que la expresa. Las segundas no son sirven de mucho, siendo honestos.

Si otro emprendedor con experiencia positiva te hace críticas analízalas, puede que la información que te esté brindando sea útil. No dejes que las críticas te afecten, sino escúchalas y si puedes sacar algo funcional de ellas, adelante y si no, deséchalas.

Por último, también es importante decir que algo que también debes tomar en cuenta es el miedo al momento de emprender. No es recomendable esperar a que no tengas nada de miedo para que no des el paso, ya que es muy probable que nunca lo des.

Algo que conllevan los riesgos es un poco de miedo porque estás saliéndote de tu zona de confort. Esto es algo completamente normal. Lo que no está bien es que dejes que ese miedo te paralice porque puede hacer que te pierdas de muchas cosas buenas.

 

Sobre el Autor:

 

Soy Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.

 

Editor de gananci.com

 

También puedes encontrarme en Facebook y Gmail

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *