4 Riesgos Financieros que enfrentan las Startups.

Todos tenemos ideas de negocio, pero solo algunos valientes creen tanto en ella que buscan hacerla realidad. Construir tu propia empresa es un trabajo en el que las únicas dos cosas seguras son el riesgo y la incertidumbre.

4 Riesgos financieros de las Startups

Nosotros nos encargamos de hacer un listado de los 4 riesgos financieros que todo emprendedor enfrenta:

  • Falta de conocimiento de la parte financiera

Puede que tengas una excelente idea sobre un nuevo tipo de restaurante, un spa para mascotas o el diseño de un nuevo gadget tecnológico, pero es muy importante que también entiendas de finanzas. Esto te ayudará a diseñar tu plan de negocios y a descubrir qué áreas de tu compañía absorben más dinero.

Además, te ayudará a aterrizar metas y les dará más confianza a posibles inversionistas, que por lo general (y con razón) son personas que solo entienden de números.

  •  No tener un salario fijo

No, no lo tienes. Y aunque hagas planes sobre cuándo esperas recibir uno, puede que no suceda así. Además, lo que recibirás en un inicio no será lo esperado, así que te recomendamos que tengas unas finanzas personales sanas para evitar ahogarte en el pago de deudas o de compromisos financieros que hayas adquirido con anterioridad.

  • La falta de capital

Ya sea para la operación, el marketing o la distribución, necesitarás capital. Actualmente existen concursos en los que a los ganadores se les otorga financiamiento para implementar su idea. También existen convocatorios del gobierno con créditos para jóvenes o pymes. Cualquiera de estas dos alternativas es mucho mejor idea que recurrir a préstamos personales o familiares.

  • La posibilidad de que el negocio fracase

Es cierto que no existe el fracaso como tal, pero puede que tu idea no funcione. No importa si tiene muchas o pocas probabilidades de éxito, debes contar con un plan b. Tienes que estar abierto y consciente de la posibilidad de que las cosas no salgan como quieres. En este caso, te sugerimos que cuentes con los ahorros suficientes para poder sobrevivir mientras no encuentras trabajo.

Si no funciona, no caigas en la frustración. Tómalo como otra lección de vida y aprende de tus errores.

Si piensas dejar tu trabajo estable para emprender un negocio, te recomendamos que armes un plan respecto a la forma en la que quieres trabajar, cómo vas a llevar a cabo tu idea y qué harás si las ganancias no llegan pronto.

Con la gentileza de The Pool México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *