7 innovaciones de recetas para saborear el verano

Llega el calor, y comer fuera de casa se convierte en un reto para nuestra línea y nuestra salud, pero seguimos preparando los mismos platos que el resto del año. ¿Por qué no probar con fáciles, ricas y económicas experiencias para el paladar?

¡Crea tu revista digital gratis, empieza a editar!

También se presenta la oportunidad de aprovechar todo lo bueno que nos da el campo en esta temporada de verano: setas, naranjas, sandía …Las recetas que hemos escogido recogen la frescura de estos alimentos para traértelos a tu cocina de una forma sorprendente.
Te garantizamos que se te va a hacer la boca agua leyéndolas:

  1. Uno de los inventos japoneses que más se recrea a nivel mundial son las bento, las tradicionales tarteras preparadas de forma visual y colorida para animar, especialmente a los niños, a comer de todo. Pulpos, flores, pájaros…la comida adopta cientos de formas en estos pequeños recipientes de plástico. Si quieres animar tu hora de la comida en el trabajo (o encontrar la forma de reconciliar a los pequeños de la casa con el brocoli) en Pikaskitchen,  Unsegundomastarde.com y BentoDreams te darán cientos de ideas para disfrutar como un niño. ¿Quién dice que en la mesa no se juega? 
  2. Tradicionamente estamos acostumbrados al gazpacho de tomate como plato o bebida salvavidas en verano. Pero, ¿Y si probamos a innovar? La gran mayoría de las frutas y verduras son una gran fuente de vitaminas y agua, lo que te ayudará a reponerte de los esfuerzos diarios y a protegerte de la deshidratación. ¿Te atreves a probar las recetas de gazpacho de sandía, de trigueros, gazpacho de zanahoria, naranja y jengibre, el  de cerezas, o la receta de pepinos y yogur?
  3. La reina indiscutible de los platos que nos acompañan de un lado a otro en vacaciones siempre ha sido la tortilla de patata. Cada persona la prepara de forma totalmente diferente, a pesar de tener los mismos ingredientes. Pero cada vez más la gente se está animando a añadirle otras cosas que le den un toque totalmente innovador y aporten más matices de sabor a la receta original. Prueba de ello son las recetas de tortilla de calabacín con pimiento, la de grelos con setas y gambas,  de fresas flameadas o de champiñón, queso y tomate.
  4. El tiempo veraniego también acompaña mucho para hacer barbacoas al aire libre o sacar la plancha en casa y darse un pequeño lujo a la brasa. Las brochetas se presentan como una opción sencillísima y rápida de cocinar, además de sana, puesto que a la plancha no se suele necesitar aceite ni mantequilla para hacer la comida. Compra un paquete de palillos de pinchito largos y prueba a experimentar ensartando trozos de lo que pilles en la nevera… aunque si quieres ir sobre seguro prueba con estas recetas de brochetas de cordero, de pollo y piña o de salmón con tomate y eneldo.
  5. Habitualmente nos falta paciencia y tiempo para hacer crépes, pero en vacaciones tenemos más ratos para experimentar y saborear este pequeño placer polivalente, que igualmente triunfa en salado que dulce. Si tienes plancha o una sartén redonda, date un homenaje con unas crépes integrales con jamón, de ensalada y salmón o de calabacín al pesto y avellanas o apúntate a la opción tradicional de añadir troceados chocolate y frutas o jamón y queso.
  6. Los helados son otro de los símbolos indiscutibles del verano y las vacaciones. Las recetas de helados y polos que hemos escogido nos han gustado especialmente por su sencillez y porque no necesitan de heladera para prepararse (sólo un molde un poco grande, preferiblemente de aluminio). Así siempre tendrás un capricho en la nevera sin tener que desplazarte hasta la heladería, como polos de fresa y yogur, polos de sangría con trocitos de naranja, unos  smoothies de kiwi y melón, el irresistible helado de Nutella o el sencillo y delicioso helado casero de Oreo.
  7. Las noches veraniegas son las ideales para, a la caída del sol, tomarse en una terraza o en tu casa un cóctel sin pensar en las preocupaciones del día siguiente. Esta selección de los 20 cócteles más frescos y sencillos de preparar, con sus instrucciones y medidas, hará las delicias de más de uno y sorprenderá a los invitados.

Si tienes recetas que recopilar y guardar para ti, aquí te dejamos esta plantilla para que puedas escribirlas y no olvidarte nunca de, por ejemplo, cómo preparaba esas tartas tu abuela o la forma de mezclar los gin-tonic de tu padre.

¿Has probado ya alguna de estas recetas? ¿Cuál añadirías tú?

 

Editafácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *