8 consejos para un buen posicionamiento y crear tu calendario editorial

Conforme va creciendo tu negocio, crear contenidos interesantes y valiosos es la mejor manera de posicionarte en buscadores de internet y atraer nuevos clientes y mantener a los actuales interesados en tu marca.

Según las investigaciones, un buen posicionamiento es fundamental para conseguir visitantes y hacer crecer nuestro negocio (https://gananci.com/posicionar-una-pagina-web/).

Sin embargo, ofrecer contenido de calidad regularmente requiere mucho trabajo. Todos hemos visto compañías con blogs o redes sociales abandonadas. Para evitar eso, necesitas un plan y no hay nada mejor que un calendario editorial. A continuación, veremos algunos consejos que te ayudarán a construir tu propio calendario editorial y así poder ganar más clientes con contenidos geniales.

  1. Elige dónde estará tu calendario

¿En qué lugar estará alojado tu calendario? Si lo vas a compartir con otros miembros del equipo, te recomendamos crearlo de manera online, puedes usar software de planeamiento, el calendario de Google, Trello, etc. donde todos pueden acceder fácilmente.

Es preferible realizar tu calendario de manera online que en papel, ya que tienen la opción de enviarte recordatorios y podrás acceder a ellos desde cualquier lugar, haciendo que sea fácil anotar las ideas que se te ocurran.

  1. Haz una lista con el tipo de contenido que realizas o planeas crear

Dependiendo de tu negocio y tu público objetivo, definirás el tipo de contenido que usarás. Tu contenido puede tener artículos de blog, publicaciones en redes sociales, videos en Youtube o un boletín por email. Puede que creas que una lista no es tan importante, pero es la mejor forma de planear fácilmente y no olvidar tus diferentes tipos de contenido.

  1. Decide la frecuencia

¿Qué tan seguido puedes producir cada pieza de contenido en tu lista? Sé realista sobre cuánto tiempo le dedicarás a la creación de tu contenido. Es mejor publicar consistentemente pero con menos frecuencia que publicar mucho contenido por unas semanas y luego abandonar tus esfuerzos porque no puedes continuar.

  1. Anota los eventos principales

Anota en tu calendario cualquier evento especial, festividad o días relevantes para tu negocio. Por ejemplo, si eres una boutique, anotarás los feriados en los que se dan regalos y fechas en las que se realizan más ventas para crear contenido de acuerdo a ello.

Recuerda planear con anticipación tus contenidos principales. Siguiendo el ejemplo anterior, si vas a publicar una guía de compras por Navidad, anótalo en tu calendario para empezar a desarrollarla unas semanas antes de la fecha que planeas publicarla.

  1. Planea tu agenda de negocios

¿Tu negocio tiene temporadas altas? ¿Estás planeando darte unas vacaciones en unos meses? También debes anotar ese tipo de cosas en tu calendario, así puedes seguir produciendo contenido con anticipación para estas fechas que no estarás tan presente. Por ejemplo, si vas a viajar por un mes en verano, establece un plazo para completar todas las publicaciones del blog antes de irte.

  1. Varia tus temas

Un calendario editorial te ayuda asegurar que tienes variedad en tu contenido. Supongamos que eres un diseñador gráfico que publica un artículo de blog una vez por semana. Podrás notar en tu calendario editorial que el primer post de cada mes es un tutorial, el segundo es la muestra de un proyecto para un cliente, etc. Esta es una de las maneras más fáciles de permanecer inspirado al crear contenido.

 

  1. Establece plazos de tiempo

Ahora debes programar la producción del contenido en tu calendario. Establece las fechas en que crearás y publicarás tus diferentes tipos de contenido. Te será de ayuda establecer fechas límite. Por ejemplo, establece el plazo de tiempo que tendrás para escribir un artículo para tu blog asegurándote que sea unos días antes de cuando lo vas a publicar, así tendrás tiempo para editarlo con una perspectiva renovada o enviarlo a que lo corrijan.

  1. Evalúa regularmente

Debes revisar tu calendario cada mes aproximadamente. Esto te permitirá asegurarte de que todo está actualizado, evaluar tu desempeño y añadir las ideas que se te han ido ocurriendo.

Puedes ir elaborando reportes de cómo se ha desempeñado cada pieza de contenido y ver qué sirve y qué no. Viendo el panorama completo podrás replantear tu estrategia de ser necesario.

Edith Garcia (gananci.com )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *