¿Cómo hacer un buen menú para tu restaurante o bar?

restaurant

No hay nada más universal que el comer:  nadie puede vivir sin ello, por tanto es un negocio que adopta cientos de formas y que muchos emprendedores ven como una opción viable para empezar un nuevo proyecto.

Hoy puedes crear el Menú de tu restaurante con Editafácil.

Las Secretarías de Turismo de la mayoría de los países, incluyendo España, imponen que por lo menos haya un menú de la casa en todos los negocios de restauración, así que vale la pena echar un ojo a esta sección para hacerlo de la forma más rentable y sensata posible. ¡Apuesta por el formato digital!

MENU

Antes de comenzar a hacer o rediseñar un menú, es importante preguntar a nuestros clientes habituales (o a nuestros comensales) qué platos adoran o qué les gusta de tu cocina, una tarea que debes realizar por lo menos cada dos meses. Ese será el punto principal desde el que partir y dar carácter tanto a tu carta como a tu restaurante:

Haz una lista de tus posibles platos, junto con los ingredientes y sus precios para conocer mejor sus posibilidades y clasificarlos de acuerdo a “Platos estrella” (los más pedidos y que te diferencian de otros restaurantes), “Rompecabezas” (Los que te sirven para componer un menú diario) , “Alcancías” (como las hamburguesas, se venden mucho pero no te hacen diferente a otros restaurantes) y los platos “huérfanos”, que debes recortar cuanto antes porque, si no han ganado popularidad temprana, son una fuente de pérdidas debido a que sus ingredientes son difíciles de conseguir, caros y no los comparten con otros platos.

Sobre los precios, lo primero de todo es aclarar al cliente si éstos incluyen  el IVA. No los pegues demasiado al nombre del plato, ni los destaques, evita poner el símbolo de la moneda de tu país y alíate con los “,99” , esta táctica de pricing (cómo poner el precio a tus platos de forma rentable y sensata)  tan vieja sigue funcionando porque todavía se crea la ilusión en la mente del cliente de que en realidad está pagando el precio de la primera cifra que va antes de la coma.

Tampoco está de más actualizar los precios por lo menos cada 4 meses, al comienzo de cada estación, para adaptar el menú y sus precios a la disponibilidad de la comida de temporada. Y un truco: si tienes un plato especialmente caro, la forma de no hacerlo tan prohibitivo a los ojos del cliente es mostrar a su lado un plato que sea mucho más caro, pero con una ración para dos o más personas (una mariscada, una degustación etc.). Los platos que coloques a la derecha y arriba de la carta serán los más vistos por los clientes, así que elige con astucia cuáles irán en el lugar de honor. Y si lo que quieres es que el cliente no calcule el precio de lo que le va a costar la comida no alinees los precios, camúflalos en la descripción del plato.

Si quieres conocer más estrategias de pricing para tu menú, visita el blog de hostelería (parte 1 y parte 2) de Gros Merkat.

No es recomendable hacer el menú solo: Debes hablar con tus cocineros, o si conoces a alguno, con un consultor o ingeniero de menús. Nadie mejor que ellos para saber cuánto valen tus platos o su viabilidad. Si rediseñas tus platos cada estación, como mínimo, ellos seguro que tendrán muy buenas ideas de cómo aprovechar los productos de temporada. Enséñales el proyecto tanto al principio como al final del proceso, para repasar posibles fallos que pudieran haberse pasado por alto. Cuatro, seis u ocho ojos ven mejor que dos.

ejemplo-menu

Después de haber hecho una primera lista o boceto de menú, elige un color corporativo para tu restaurante: recuerda que los colores oscuros dan sensación de profesionalidad y seriedad, los colores cálidos y suaves animarán a la gente a acercarse a tu restaurante, y los colores flúor o más vívidos atraerán a una clientela más joven. Este paso es importante para definir la imagen de tu negocio y hacer que te recuerden.

El orden es fundamental, en primer lugar por categorías:

  • Primero, si los hay, desayunos, aunque es mejor hacer una carta aparte para ellos, debido a su limitado horario.
  • Después el 1er grupo de alimentos, que estimulan el apetito: Entrantes, sopas, potajes, consomés y cremas.
  • A continuación el 2º grupo, de platos ligeros: huevos, arroces, pasta, ensaladas y pescado.
  • El 3er grupo lo compondrán los platos fuertes, las carnes rojas, carnes blancas y de caza.
  • Y para finalizar los postres fríos y calientes, fruta, bebidas no espirituosas, licores, cafés y carta de vinos.

A la hora de diseñarlo lo mejor es crear algo sencillo, corto y claro. Si tus clientes son de avanzada edad, las letras deben ir un poco más grandes de lo normal. También es importante indicar con iconos, al lado del nombre de cada uno, que determinados platos son picantes, Light, veganos o buenos para el corazón.

Si el nombre del plato es muy largo deberías poner antes un número para que resulte más fácil de apuntar a la hora de pedir, en situaciones como “Quiero un número 6 y dos del número 4, por favor”. Vale la pena no poner “pizza carbonara” y centrarse más en los detalles para hacerlo suculento sólo con leer “masa finísima de pizza acompañada de nata, prosciutto de cerdo y salsa carbonara casera al huevo”.

Los platos deben cubrir la mayor parte de las demandas del mercado: Asegúrate siempre de tener algunos low-cost, especiales para vegetarianos y veganos, sin huevo, lactosa o gluten. Una buena estrategia para ganar clientes es tener una “happy hour” (una hora durante la cual los pedidos bajen de precio) o “el plato del día”, que durante las horas que se quiera estará más barato que de costumbre. Dependiendo de cómo sea tu negocio es bueno tener preparado un menú de pensionista, de banquetes y galas o ejecutivo.

Y una vez lo tengas listo, imprímelo en una buena impresora (el resultado es muy poco profesional impreso en casa) y con una buena funda. O puedes optar por la opción digital: si tu negocio necesita modernizarse, prueba a usar tablets-menú, como ya es costumbre en los restaurantes más punteros de Japón.  ¡Y no olvides poner al final la fecha en que has actualizado tus platos!

Si estás pensando en hacer un menú para tu bar o restaurante, aquí tienes unas plantillas que te ayudarán a que el diseño quede impecable. Además, podrás compartir tu menú digital con todos tus clientes vía mail y en las redes sociales diariamente mostrando las actualizaciones.

¿Te ha sido de utilidad? ¿Qué destacarías?

MENU

Editafácil

12 Responses to ¿Cómo hacer un buen menú para tu restaurante o bar?

  1. […] 11) Editablog – Cómo hacer un buen menu para tu restaurante o bar […]

  2. Gysela vega dice:

    Quisiera ver modelos y presupuestos

  3. […] ayudarán estos consejos para hacer un buen menú .Publica tu menú diario en las redes sociales , envíalo por e-mail a tus clientes.  Además […]

  4. jissel dice:

    gracias

  5. […] vez has decidido elaborar el menú digital de tu bar o restaurante, debes tener en cuenta algunas sugerencias para que contenga la información necesaria y, a la vez, […]

  6. […] post anteriores te hemos hablado de la importancia que tiene el diseño de un buen menú para tu bar o restaurante y te hemos ofrecido algunos consejos para hacer un menú profesional. Sin embargo, son muchos los […]

  7. Montse garcia dice:

    Quisiera saber q menús originales y comida para llevar a casa q los clientes queden satisfechos .atraer a clientes sobre todo.los sábados el plato estrella es el cocido y el domingo la paella d tapa. A diario l tapita pero d menú poco sale a diario hemos abierto hace poco.g.agradeceriasusconsejos.gracias

  8. Sidney dice:

    Muy buenos consejos gracias

  9. Muchas gracias por su blog,fue muy grato para mi seguir sus recomendaciones. Dios los bendiga.

  10. Interesante post, tu blog en general me encanta….Gracias por regalarnos tu experiencia.

  11. Julio dice:

    Muchas gracias por los Tips.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *