¿Cómo hacer un buen diseño o rediseño editorial digital?

5 factores a considerar antes de hacer un diseño o rediseño editorial digital

Para cada publicación, ya sea digital o física, siempre le llega el momento de adaptar su apariencia a las nuevas exigencias del mercado o de su cliente potencial. Esa adaptación se conoce como rediseño editorial digital, y sirve de mucho para comunicar a través de la imagen gráfica los nuevos propósitos o valores que adopta un medio; asimismo también funciona como un canal por el cual se transmite el mensaje estético que conforma cualquier publicación editorial, y que se adapta además a los valores o la cultura del medio o portal. Descubre en Gananci como hacer del rediseño editorial un aliado ideal para conseguir posicionar mejor tu página web.

En la actualidad son muchas las empresas que huyen de la idea de transformar físicamente su producto ya que es mucho lo que se pone en juego al cambiar la imagen que siempre ha proyectado un periódico, revista, libro, página web o blog o incluso el logo.

Hacer un rediseño de calidad requiere de una labor exhaustiva que permita no solo conocer las exigencias del cliente, sino también lo que espera el consumidor fijo de ese producto para no correr el riesgo perderlo en el proceso.

Con el fin de ayudarte a desarrollar un rediseño óptimo de tu producto editorial, en este artículo te revelaremos varios factores a considerar antes de plasmar tu idea de rediseño en físico. Una vez integres esos factores a tu toma de daciones y proceso creativo notarás como las ideas de transformación del producto editorial cobran más sentido, lo que de seguro hará del resultado final uno más productivo y exitoso.

  1. Estudia el producto editorial

    Si trabajas como diseñador gráfico y diagramador y te encuentras ante el reto de rediseñar un producto editorial el primer factor que debes tener en cuenta es el producto sobre el cual trabajarás. El estudio que debes realizar debe estar basado en el pasado y el presente para que así puedas desarrollar una idea coherente que funcione en el futuro.

Procura saber por qué es necesario un nuevo diseño, cuáles son las virtudes y defectos del producto actualmente (en este paso debes ser lo más objetivo y racional posible), averigua como es la estructura del contenido y si su flujo es apropiado para el lector y por último que elementos puedes conservas y cuales sin dudas debes descartar. En cuanto al tiempo pasado estudia la historia del producto editorial, lo que ha ganado con el pasar del tiempo y sobre todo lo que ha perdido para así determinar si vale la pena recuperar algo de ello.

  1. Evalúa a la competencia y al público

    Otro de los factores más importantes que debes considerar antes de aventurarte a elaborar un rediseño editorial es la evaluación de la competencia y el público al que va dirigido el producto. De la competencia debes saber qué hacen mejor que tu cliente y qué hacen peor, para así poder determinar estrategias a nivel de diseño que te permitan realizar un trabajo que se destaque.

En cuanto al público la cosa se complica, ya que en muchos casos los rediseños editoriales se realizan con el fin de expandir el nivel de alcance de la publicación, y eso casi siempre se logra renunciando a factores populares dentro del viejo target. Para conseguir una situación de ganar-ganar te recomendamos que escuches lo que el público tiene para decir, tanto el consumidor consolidado como el potencial.

  1. Define el estilo

    Muchas personas piensan que hacer rediseño solo se trata de la parte gráfica del producto, y la verdad es que el contenido tiene un papel importante también en la toma de decisiones. Cada nuevo elemento que integres a la imagen del producto editorial debe ir estrechamente relacionado al contenido que la publicación va a manejar, porque de lo contrario transmitirán mensajes diferentes y el impacto en el público será totalmente negativo.

  2. Decide las dimensiones de la transformación

    Para cumplir con este factor debes haber estudiado mucho los puntos anteriores y saber a ciencia cierta qué es lo que quiere el cliente y lo que espera recibir también el consumidor del producto. Una vez sepas todo eso podrás tomar la decisión de darle un giro de 180 grados al producto editorial o solo mejorar ciertos aspectos que han estado fallando en el diseño.

En el caso de las publicaciones digitales su rediseño es muy sencillo ya que herramientas como Editafacil permiten a los usuarios actualizar y rediseñar las publicaciones con enorme rapidez.La sustitución de textos,imágenes, iconos, vídeos o elementos estructurales como vectores es sencillo de realizar mediante acciones de creación, eliminación o relocalización de cajas de imágenes,textos o vectores.

Post creado por Edith Gomez

gananci.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *