Requisitos técnicos que debes revisar en tu tienda online

Si has decidido emprender un negocio y crear tu propia tienda online porque sabes que es la forma que más éxito está teniendo en la actualidad y que muy probablemente no dejará de serlo, has tomado el camino correcto.El comercio electrónico está en pleno auge y con el uso de los dispositivos móviles, como smartphones y tabletas, se dice que crecerá mucho más en los próximos años.

Crea tu catálogo de productos gratis

Si has decidido tener una tienda virtual muy probablemente sabes de tecnología pero no necesariamente sabes de aspectos más técnicos como SEO. Si sabes de esto ¡excelente!, si no es así lo mejor es que tengas en tu equipo a una persona que sepa optimizar tu tienda online, pero no está de más que sepas los puntos en los que se debe trabajar y asegurarte de que se realicen.

1. Elimina el contenido duplicado

Mientras más contenido tenga tu página o tienda online más oportunidades tendrá Google de rastrear tu sitio. Cuando existe contenido similar en diferentes páginas de tu tienda el tráfico se divide en esas páginas por lo que mucho contenido duplicado disminuye la atención de Google. Además, tener contenido duplicado te pone en riesgo de ser penalizado por parte de Google. Este tipo de penalizaciones son difíciles de identificar porque Google no te notifica al mismo tiempo que se realiza la actualización de algoritmo y esto solo se ve reflejado en una disminución de las ventas.

Desafortunadamente el contenido duplicado es uno los problemas más comunes en el comercio electrónico. Uno de las partes donde más se produce contenido duplicado es en las descripciones de tus productos, para evitarlo puedes hacer lo siguiente:

  1. No copies las mismas descripciones de stock de tus productos, es decir, las mismas que aparecen en el sitio original y que probablemente todos las demás tiendas que venden ese producto tienen. En cambio, crea tus propias descripciones y asegúrate de que aporten valor a tus clientes potenciales.
  2. Utiliza robots.txt para cerrar áreas repetitivas de una página, como los encabezados y pies de página, para que no sean rastreados.
  3. Utiliza las etiquetas canónicas.

Existen muchas herramientas que te pueden ayudar a identificar y eliminar tu contenido duplicado de forma más automática. Un ejemplo es DeepCrawl, la cual identifica contenido duplicado y rankea las páginas por prioridad, algo realmente útil en tiendas en línea con gran cantidad de páginas con lo que puedes identificar con cuáles empezar a trabajar.

2. Utiliza etiquetas canonical

Estás etiquetas le dicen a Google qué partes de tu sitio son “canonical” de forma permanente.

Cuando varios usuarios con varias rutas a una misma página crean varios URL apuntando a la misma página Google los ve como páginas diferente y divide su tráfico entre ellos haciendo que la autoridad de tu sitio decaiga además de que Google indexa cada página como duplicada.

Al utilizar etiquetas canonical, Google ignorará esas partes y no las indexará como duplicadas.

3. Mantén tu sitemap actualizado

Si Google tiene que rastrear miles de páginas para encontrar tus páginas más recientes el rastreo será deficiente y tus productos nuevos tardarán más en mostrarse en los SERPs. Los sitemaps pueden ayudar a Google a encontrar contenido nuevo y dárselo a los usuarios mucho más rápido. Esto aumentará tu autoridad haciendo que clasifiques delante de tu competencia.

Cuando construyes tu sitemap debes tener en cuenta algunas cosas. Si tienes un sitio en varios idiomas debes utilizar hreflang para decirle a Google dónde están localizados los usuarios y qué idioma necesitan. Si tienes una versión móvil y de escritorio de tu sitio usa etiquetas rel=“alternate” para diferenciarlos.

4. Utiliza Schema

Schema son las etiquetas HTML que los webmasters pueden usar para marcar sus páginas reconocidas por los buscadores y mejorar su visualización de los resultados, haciendo fácil para las personas encontrar las páginas correctas.

Schema no genera beneficios SEO para tu página y tampoco serás penalizado si no lo usas, pero te ayuda a hacer los resultados más relevantes y a darles a tus usuarios lo que están buscando.

Por ejemplo, con Schema puedes mostrar cosas como las reseñas de tus productos y los precios en los SERPs.

5. Incrementa la velocidad

Tener una tienda online que cargue rápido es algo que va directo al cliente. Según Kissmetrics una tienda en línea promedio tarda 6.5 segundos en cargar y un segundo de retraso equivale a una baja de 7% en conversiones. Esta es tu oportunidad de tomar ventaja de tu competencia.

Hay mucho que puedes hacer para hacer más rápido tu sitio. Entre ellas está ponerle atención a CSS y JavaScript. Herramientas como CSS Compressor te pueden ayudar a hacer esto.

Además pon mucha atención en el tamaño de las imágenes pues estas son una de las principales razones por las que una página tarda en cargar.

En resumen…

Arreglar errores como contenido duplicado y enlaces rotos puede ayudar muchísimo en la velocidad en que carga tu tienda online mientras que asuntos más técnicos como Schema hacen la diferencia en cuanto a ranking y tráfico. Con estos puntos explicados de manera breve podrás saber, sin tener conocimientos profundos de SEO, las mejoras que se le pueden hacer a tu tienda y los beneficios que obtendrás.

Si tienes preguntas no dudes en decírnoslas en los comentarios y te las contestaremos a la brevedad.

 

Crear publicacion online

 

Sandra Vázquez es Content Manager de Altura Interactive donde busca que se escriban contenidos de calidad y la satisfacción del usuario. Le gusta el cine hollywoodense,  la música pop, las redes sociales y básicamente todo lo que a una niña de 13 años. Puedes seguirla en @Sandwood donde expresa su lado groupie y ocasionalmente twittea sobre marketing digital e ecommerce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *