Cargadores que te pueden salvar las vacaciones

cargador solar

Con las vacaciones llega el momento de la desconexión, algo nada fácil para los viajeros 2.0… El móvil y otros aparatos electrónicos, como tablets o portátiles, vienen siempre con nosotros. El cargador toma el papel de protagonista y salvador.

Llévate tu publicación donde quieras, empieza a crearla ahora ¡Es gratis!

¿Cómo no quedarse sin batería en esos sitios que, o bien desconfías del estado o voltaje de los enchufes, o directamente no tienes dónde conectar un cargador? Aquí te mostramos nuestras alternativas favoritas, disponibles en sus webs:

Para los adictos a productos de Apple: TWIG  es la solución perfecta para no llevar un trípode contigo estas vacaciones, funciona tanto para iPhone como para iPod y tiene unas patitas rígidas compuestas por un esqueleto de alambre flexible, que aguantan en la posición que les pongas sin problemas. Con un conector USB para enchufar a cualquier dispositivo o cargador universal con ese tipo de conexión.

Otra idea original es Epiphany onE Puck, de Epiphany Labs contiene un sistema que se alimenta únicamente por las diferencias de calor: bebidas calientes o frías, una vela, un hielo, etc. Estas fuentes de calor proporcionarán suficiente energía para que el motor cargue completamente la batería de un teléfono. Posee dos caras, dependiendo de si prefieres usar una bebida fría o caliente, y este cargador es compatible con cualquier dispositivo que pueda cargarse por USB.

Otra idea que nos encanta son los cargadores solares. El modelo RAY de Quirky Products posee una ventosa capaz de pegarse a ventanas con un panel solar que es capaz de almacenar energía suficiente para cargar un smartphone entero, además de un puerto USB para usarse como cargador universal. Si te ha impresionado, haz click en el link del nombre y ayuda a los desarrolladores… ¡A ponerle el precio! La media ahora mismo está en 18$, lo que parece increíble  para un aparato electrónico tan útil y avanzado.

El prototipo Window Socket de Kyuho Song y Boa Oh aún está en desarrollo, aporta la novedad de poder “enchufarse al sol” casi literalmente y promete ser una de las mejores ideas del mercado para tener energía limpia, gratuita y en cualquier parte. Aún no se tienen datos de cómo y dónde se comercializará.

¿Eres de los que no se baja de la bici en verano? Pues existe el tipo de cargador perfecto para ti: el Siva Cycle Atom aprovecha la energía cinética que se genera cuando lo enganchas en los radios de tu bicicleta y luego puedes llevar tu energía allá donde vayas para cargar por USB. Ideal para tener energía siempre a punto a diario si usas la bici para ir al trabajo o la universidad.

El bolígrafo maravilloso: El Powerstick Charger viene con 6 tipos de clavijas para cualquier tipo de dispositivo móvil, posee dos caras: una de ellas es la entrada del cargador que proporciona hasta 90 minutos de energía, mientras que la otra es un puerto USB que transforma el Powerstick en un pendrive de 2, 4 u 8 GB de memoria para llevar tus películas, fotos etc.

El ayudante perfecto para los aventureros: El Devotec Fuel Micro Charger, considerado “el cargador más pequeño del mundo”, puede dar a tu teléfono a través de una conexión mini-USB 30 minutos más de batería para usar el GPS y llamar o varias horas de energía para estar en stanby. Posee un botón de On-Off para no desperdiciar ni gota de energía y está fabricado en una estructura de aluminio que puede llevarse cómodamente de llavero. Ideal para atreverse a explorar sin miedo a quedarse incomunicado.

Para aquellos que siempre olvidan el cargador en casa: ChargeCard es la solución en forma de tarjeta, ocupa poco más de grosor que tu DNI y puedes llevarla siempre en la cartera. Tanto si tienes iPhone 4, 5 o un teléfono Android con micro USB, existe un modelo apropiado para que vayas donde vayas y tengas cerca un puerto USB puedas enchufar tu tarjeta y cargar tu dispositivo móvil.

Y finalmente, la créme de la créme:  La perfecta herramienta cuando no tienes un enchufe y quieres tener tus aparatos cargados hasta varias semanas: el Nectar Power System de la Lilliputian Systems, Inc. lo ha hecho posible gracias a “pods” de energía que se compran como cartuchos por separado, se conectan al Nectar y por USB conecta el aparato que desees cargar. Si, por ejemplo, quieres usar un pod para cargar un iphone, te daría energía suficiente para cargarlo por completo hasta casi 40 veces. Los pods serán reciclables, el producto tendrá un precio medio de US$299, los pod costarán US$10 y estarán disponibles este año en las tiendas Brookstone.

¿Cuál es tu favorito?

Editafácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *